La Academia

Speak.Easy! Milladoiro

Aquí en Speak. Easy! somos creyentes de que la mejor manera de que su hijo/a aprende inglés es maximizando su tiempo hablando.

Nuestras clases no se centran alrededor del libro.  Es práctica común que los alumnos abren sus libros y tienen nueva información presentada desde ellos.  La primera cosa que ven los alumnos es una multitud de información que de momento es inaccesible. 

Metodología

Este método también suele resultar en que “bookwork” dura 50% del tiempo que tienen en clase. Aunque se puede entender porque este método se emplea, particularmente en el cole donde el tamaño de clases llega a 25-30 estudiantes:  es contradictoria a la forma natural de que aprendemos la idioma.  Nuestros hijos no aprendieron su español de un libro. ¿Por qué les preguntamos aprender otra idioma desde uno?  Es cierto que “bookwork” es un componente esencial para consolidar cualquier tema aprendida, pero es solamente un componente.  Aquí en “Speak. Easy” no negamos el “bookwork”, simplemente aseguramos que se corta el TIEMPO GASTADO, no la CANTIDAD sea limitado.  ¿Como?

Práctica

Nuestra metodología escala hacía arriba al momento de utilizar el libro. Vocabulario o temas nuevas son presentados visualmente, sín traducción al español y las estructuras gramáticas son reforzadas a través de ocupaciones cooperativas antes de ser utilizadas en actividades conversacionales que son guiadas pero abiertas.  Es en estos momentos que enfocamos en buena pronunciación: esto a lo largo de tiempo llega a habilidades fuertes también de escuchar el inglés.  La razón por enfocar primero en pronunciación antes de leer es porque inglés y español comparten las mismas letras con diferentes fonemas atadas a cada uno.  Esto resulta en interferencia de la lengua materna, es decir, la tendencia de imponer sonidos españoles sobre palabras ingleses.  ¡Si usted a visto cualquier turista leendo la carta en un restaurante ya sabe que esto ocurre también en la otra dirección!

 

Filosofía

Las palabras, sentencias, preguntas y respuestas que se van a encontrar dentro del libro son repetidos y utilizados anteriormente de abrir los libros y en estas fases los estudiantes están utilizando sus habilidades de hablar, escuchar (leer y escribir a niveles más altos) para conseguir metas comunes y desarrollando confianza mientras que lo hacen.  Con las posibilidades de pronunciación equivocada disminuidas al ver la lengua aprendida de forma escrita, podemos seguir a la fase final.

A la hora de abrir los libros los estudiantes no encuentran sorpresas adentro y pueden cumplir las tareas con confianza, fluidez y dentro de poco tiempo.  La mayor provecho que se puede sacar de la clase es hablar y escuchar o, dicho de otra forma, comunicar entre si.  En Speak. Easy entendemos que un libro no puede ser el mejor profesor de una idioma aunque sí que es la mejor herramienta para consolidar cuando sea utilizado de forma correcta.

Hablar es fácil!